El día se hace más corto y las temperaturas comienzan a bajar; las jornadas van dejando paso a una niebla encantadora característica de Lleida y cada vez nos abrigamos más. Ya estamos en otoño y en La Boscana lo tenemos...