Eggs La Boscana

El arte de cocinar un huevo a la perfección

El huevo es uno de los ingredientes más comunes en una cocina. Ya no sólo por la cantidad de formas que se puede elaborar sino también como elemento indispensable en acompañamientos y, en especial, en repostería. A priori puede parecer fácil preparar un huevo duro, unos huevos revueltos o uno de frito; pero en La Boscana no no conformamos con cualquier cosa sino que buscamos la excelencia en todos los platos que ofrecemos.

El huevo es un alimento muy sano y nutritivo. Lejos queda la creencia de que comer a menudo es perjudicial para la salud porque aumenta los niveles de colesterol en sangre. Las últimas investigaciones científicas no sólo desmienten estas afirmaciones sino que aseguran que su consumo es muy recomendable. Y es que las proteínas que contiene son de alta calidad, a parte de aportar a nuestro organismo los aminoácidos necesarios para tener una buena salud, especialmente entre los deportistas. También contiene colina, hierro y zinc, que contribuyen a la recuperación muscular después del ejercicio físico, ayudan a la prevención de enfermedades o afecciones cardiovasculares y son antioxidantes. Si además, estamos hablando de huevos 100% naturales y de gallinas en libertad como las que tenemos en La Boscana, la calidad y los beneficios se multiplican.

Hay culturas, como la anglosajona, donde el huevo está más presente que en nuestra dieta. Huevo duro, huevo frito, huevos revueltos, huevo pasado por agua, huevo poché, tortilla… Y claro, la diferencia entre un huevo pasado por agua y un huevo duro es sólo unos minutos de cocción. Los tiempos deben respetarse si se busca del huevo duro perfecto, el huevo pasado por agua hecho al punto o el huevo frito que no tiene nada de clara cruda.

Para conseguir un huevo duro perfecto, en primer lugar tienes que asegurarte que la cáscara esté intacta. Coje una cacerola y llénala de agua, al tiempo que le añades una cucharada de sal. Antes de introducir el huevo, espera que el agua empiece a hervir. Una vez dentro, dicen que el tiempo ideal son 10 minutos y que se puede enfriar a temperatura ambiente o debajo del grifo en agua fría. Cabe destacar que si en lugar de dejarlo 10 minutos lo hacemos 15, la cáscara cogerá un tono tostado y la yema se volverá de un color verdoso. Por lo que al huevo pasado por agua se refiere, seguiremos el mismo proceso pero en lugar de dejarlo 10 minutos hirviendo, sólo se tendría que dejar 5.

Te invitamos a La Boscana a probar los huevos de nuestro gallinero.

Reservas en La Boscana restaurante:  973 56 55 75 / reserves@laboscana.net
Reservas en La Boscana banquetes:  973 71 10 80 / laboscana@laboscana.net

 

Comunicación La Boscana

 

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0