al final del servei 2

Al final del servicio

Una imagen vale más que mil palabras y, si os fijáis en esta, os daréis cuenta de que esconde mucha información.

Su título (El final del servicio) hace referencia al final de la jornada laboral, larga e intensa, porque como muy bien sabéis para que haya personas que disfruten de las comidas durante la época veraniega, tiene que haber otras de dispuestas a trabajar para hacerles realidad estas experiencias.

Pero si miráis con detalle, en los trabajadores que observamos en esta foto en la cocina de La Boscana, ya bien entrada la noche, más allá del cansancio, hay una chispa de satisfacción por el trabajo bien hecho y su actitud respira relax por los cuatro puntos cardinales. Hablan de cómo ha ido la jornada, de anécdotas vividas, de felicitaciones recibidas, y que al día siguiente quizás todavía tendrán que trabajar más.

Alguien podría pensar “Con lo tarde que es y sabiendo que mañana tienen que volver al restaurante, cómo es que no se van a casa a descansar o a salir un rato a tomar algo porque son jóvenes?”. La verdad, sin embargo, es que parece que no tienen especialmente prisa, que prefieren comentar la jugada antes que irse.

Esta es la imagen del Equipo de La Boscana, la unión e interconexión de su capital humano. Esto y sólo esto es lo que nos da ese punto de satisfacción e ilusión para continuar levantándonos cada día con una sonrisa en la boca, a pesar de que nos espere una jornada que puede estirarse infinitamente.

Esta fotografía es una escena cotidiana en La Boscana, como podría ser la salida de los trabajadores de una fábrica. Pero quizás aquí radica la diferencia. Lejos de las jornadas laborales cronometradas, nosotros no siempre sabemos cuando terminaremos. Pero gracias al Equipo, La Boscana también es una fábrica de ilusiones, de retos y de ganas de hacer bien las cosas y ser cada día un poco mejores.

El Equipo lo es todo.

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0